El fin de la soltería no deseada

Girls

“Así es como se siente cuando termina la cacería”, le dice condescendiente Jessa a Hannah en el episodio dos de la segunda temporada  de Girls. Jessa acaba de casarse (con un hombre que difícilmente le atraiga de verdad, pero ese es otro tema), y Hannah, que no hace otra cosa que dar tumbos buscando un poco de amor y aceptación,  la mira de una manera en la que claramente se adivina su deseo de estar en la misma situación, de abandonar el campo de batalla sintiéndose victoriosa. Algún espectador varón que por accidente se haya encontrado mirando Girls con la poca fortuna de pescar este capítulo y escuchar esta línea, probablemente haya creído, horrorizado, que aquello era pura ficción. En cambio, las mujeres que como cada semana sintonizaron la serie de HBO y escucharon a Jessa, seguramente hayan sonreído para sus adentros, o para sus afueras. No es que los hombres sean una presa a la que hay que cazar, no sería capaz de reducirlos a eso, pero como toda búsqueda, la soltería accidental o no deseada puede ser agotadora, y el paralelismo de Jessa, funciona.

En mi opinión, hay dos formas de encarar la soltería. La primera suena bien, y es por lejos la más saludable: como una oportunidad de auto conocerse, de aprender a ser feliz con una misma, porque la felicidad está en una, y esto de verdad lo creo. La otra manera, la más estresante, consiste en transitar la soltería como una fase de transición entre una relación y otra, en la que hay que aguzar la vista, todos los sentidos en realidad, porque la presa (sí, léase el hombre) está allí afuera, esperando a ser descubierto. Una vez que el objeto de la búsqueda entró en el radar, puede que se deje capturar, o puede que intente huir. Conozco parejas en las que él, en aquella primera instancia, intentó huir, pero la perseverancia de ella pudo más y finalmente el no se volvió un .

En mi época, cuando las papas champi eran una novedad y el Tom Collins todavía no era un trago vintage, si se esperaba una llamada no se podía abandonar la casa, porque el único contacto que tenía el chico en cuestión era el número del teléfono fijo que, o se había anotado en la mano, o había memorizado (para nuestro pavor, pues quedábamos a merced de su memoria). Nada de Facebook o mensajes de texto, las invitaciones llegaban al teléfono de línea y no había ninguna manera de hacerle llegar por sms un comentario seguido de un jaja o un chiste rompe hielo para retomar contacto de otra manera que no fuera… discar los siete dígitos que lo separaban de una.

Quiero creer que  nunca llegué a perder la dignidad con llamados insistentes, y definitivamente nunca logré convertir un no en un sí. No por falta de perseverancia, sino porque eso es un arte, un don con el que se nace o no se nace. Aunque sí debo reconocer que, antes de abandonar una causa, siempre me aseguré de que no me quedaran dudas de que del otro lado no había ni un vestigio de interés; básicamente para estar segura de que había hecho todo de mi parte. Así podía ser infeliz con motivo y hacer el duelo con la certeza absoluta de haber sido rechazada. Por terrible que suene, de alguna manera cruel eso me ayudaba a dar por zanjado el asunto. Pero siempre creí en las almas gemelas, y creer en algo siempre ayuda a no perder el optimismo y a tener paciencia. Estaba acostumbrada a estar sola y eso me era muy útil para no depender de otros para tener momentos felices.

Pero volvamos a la búsqueda frenética del amor, esa que algunas emprenden depositando en cada nuevo prospecto el peso de todos sus sueños. Junto con la docencia y el trabajo de telefonista, esta debe ser la empresa más insalubre y peor remunerada del mundo, porque nadie reconoce jamás ese minucioso análisis al que se somete cada conversación, cada encuentro  –las investigaciones de CSI se vuelven superficiales al lado de estas–, para descifrar las casi imperceptibles –y muchas veces inexistentes– muestras de afecto, indicios de una posible relación incipiente, cualquier cosa que permita aferrarse a la esperanza es suficiente. Con el correr del tiempo, una se va dando cuenta de que cuanto más hay que analizar, menos se va a encontrar, y la película Simplemente no te quiere  –pese a no ser una obra maestra del cine–, se vuelve extremadamente elocuente y una eficaz herramienta de aterrizaje forzoso que una buena amiga puede utilizar para hacer entrar en razón a la que busca amor en donde no lo hay.

Finalmente, el indicado llega. Más tarde o más temprano, alguien aparece, y entonces todo fluye; no hay que hacer investigaciones ni dobles lecturas, la cosa es sencilla. Por supuesto, siempre hay que poner algo de una, a veces más y a veces menos, pero ellos creerán que tomaron la iniciativa, y nosotras los dejaremos creerlo, porque eso nos hace sentir más cortejadas; un poco más damas y un poco menos cazadoras. Una situación que en el mundo de los negocios llamarían ganar-ganar.

Es cierto que eso de abandonar la cacería genera tranquilidad, pero no seríamos capaces de valorar esa paz de no haber recibido alguna que otra herida en el campo de batalla.

Anuncios

15 comentarios en “El fin de la soltería no deseada

  1. Anónimo dijo:

    Pati ! acabo de leer esto, creo que no es casualidad que venga a leer esto en este momento porque estuve pensando en ello en estos días. Es realmente un horror lo que contás, lo peor que es real, que es lo que muchas mujeres hemos vivido o vivimos y habla de como sigue tan firme e inquebrantable el patriarcado, las desigualdades de género, el lugar que ocupa la mujer, las presiones que caen sobre nosotras…etc no se da para largo … un día lo charlamos porque es en algo en lo que pienso muchos días de mi vida –

    Me gusta

  2. Anónimo dijo:

    pat! si hay algo que hice en muchas oportunidades de mi vida fue perder la dignidad! lo interesante es que hoy las recuerdo con alegría y casi casi que con orgullo

    Me gusta

      • Kaio dijo:

        First of all I would like to say terrific blog! I had a quick qotueisn that I’d like to ask if you do not mind. I was curious to find out how you center yourself and clear your head prior to writing. I have had a difficult time clearing my thoughts in getting my thoughts out. I truly do take pleasure in writing however it just seems like the first 10 to 15 minutes are lost simply just trying to figure out how to begin. Any recommendations or tips? Appreciate it!

        Me gusta

  3. Anónimo dijo:

    Paty super lindo tu relato. Ojala todos encontremos nuestra alma gemela, aunque yo creo que ya perdí el optimismo…jajaja Me voy a poner al día con tus post!! Muy buena tu idea, gracias por compartir tu sensibilidad.

    Me gusta

  4. Jaz Moreno dijo:

    super recomendable la serie Girls, me encantan que las series tengan una aire fresco, ademas el hecho de que veas a cuatro Chicas que se asemejan a ti y te identifiques con ellos es simplemente maravilloso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s